BODEGAS EN LA RIOJA:

La mejor manera de entender la evolución de las bodegas en La Rioja

Rioja tiene una antigua tradición vitivinícola de más de 2,000 años, y tenemos la suerte de poder visitar muchos estilos diferentes de bodegas que permanecen de los últimos 10 siglos, porque … la historia del vino es la historia de Europa

Lagares Rupestres

Los sarmientos (ramas de la vid donde brotan las hojas y racimos de uva) se utilizan para filtrar el mosto en los lagares rupestres para evitar que las partes sólidas de la uva y la piel caigan en el depósito. Éstas fueron las primeras bodegas en La Rioja.

Los fenicios introdujeron el vino en la costa mediterránea de la Península Ibérica en el siglo XI a. C., los romanos más tarde trajeron sus viñedos y vino a Rioja a través del valle del Ebro en el siglo II a. C.

El origen real de la vinificación en Rioja son los lagares rupestres, que son pequeñas cavidades hechas por el hombre, talladas en la piedra, donde se hizo el tradicional prensado de uvas con sus pies descalzos, utilizando palos de vid como filtro natural y luego el mosto, que es el jugo de fruta recién prensado que contiene las pieles, semillas y tallos de la fruta, se almacenó en recipientes hechos de pieles de animales que luego se transportaron a sus casas. Esto se hizo porque era más fácil mover las pieles que las uvas enteras de los viñedos a sus casas.

Visitamos algunos de ellos en nuestros tours, y en el momento de la cosecha hacemos el pisado tradicional de las uvas para obtener el primer mosto de uva del año.

Bodegas con calado o bodegas subterráneas

El bodeguero, Valentin Pascual, decanta el vino en las cubas centenarias de madera para probar el progreso del vino.

La tecnología para regular la temperatura en la bodega o en los depósitos de vino no existía en la Edad Media, por lo que los pueblos riojanos comenzaron a construir bodegas subterráneas, que son cuevas con alta humedad y una temperatura constante de entre 12 y 14 grados centígrados durante todo el año, ideal para elaborar y envejecer vinos.

En nuestros tours visitaremos pueblos medievales de La Rioja donde aún existen casas antiguas que conservan cuevas del siglo XV, un viaje al pasado que fascina a nuestros huéspedes, descubriendo pasajes subterráneos secretos que conectaron las diferentes casas para esconderse durante el tiempo más conflictivo de nuestra región.

Más tarde, las bodegas subterráneas se construyeron en la parte norte de los pueblos donde la temperatura y la humedad eran más adecuadas para conservar los vinos. Más de la mitad de los pueblos riojanos tienen un distrito de bodegas donde se excavaron cientos de bodegas y todo lo que se puede ver hoy en día son pequeños edificios de entrada de mampostería de piedra.

En nuestros recorridos veremos las “tuferas” que son conductos de ventilación para ayudar a eliminar el CO2 producido durante la vinificación. Luego entraremos a la bodega donde experimentarán el proceso tradicional de vinificación que comienza con el paso de las uvas y la fermentación en depósitos de piedra, y luego bajaremos por la empinada y estrecha escalera para ver las bodegas y degustar el vino en la bodega directamente de las cubas centenarias de madera.

Esta experiencia es exclusiva, donde sólo dos bodegas en La Rioja elaboran vino de esta manera artesanal.

Bodegas centenarias

Cientos de botellas históricas de vino descansan en el cementerio de Bodegas Cvne en perfectas condiciones de humedad y temperatura.

A mediados del siglo XIX, cuando la filoxera llegó del norte de Europa, los enólogos franceses comenzaron a buscar vinos de otras regiones para abastecer su demanda y debido a su proximidad con Francia y al proceso similar de elaboración del vino, La Rioja se benefició de la implementación del método de elaboración del vino de Burdeos y el aprendizaje de la técnica de envejecimiento del vino que se estableció posteriormente en toda la región. De esta manera, se comenzaron a crear nuevas bodegas en La Rioja con un objetivo principalmente comercial y con la calidad como referencia, impulsadas por la llegada del sistema ferroviario que transportaba el vino de Rioja a Francia.

Esta es la razón por la cual podemos visitar bodegas centenarias alrededor de las diferentes estaciones de tren de la zona, como el famoso Distrito de la Estación Haro, donde se concentra la mayor cantidad de bodegas centenarias del mundo, y también en otros lugares como Cenicero, Fuenmayor y Logroño.

Bodegas Modernas

El chateau de Torre de Oña se encuentra rodeado de hermosos viñedos en Rioja.

A partir del siglo XX, las bodegas en La Rioja adoptaron nuevas formas de vinificación con el avance de las nuevas tecnologías para continuar elaborando vinos de alta calidad, construyendo modernas bodegas que eran cómodas y funcionales al mismo tiempo, combinando nuevas técnicas con prácticas tradicionales, creando nuevos espacios en las bodegas, como la mesa de selección de uvas, los depósitos de fermentación de acero inoxidable con temperatura controlada, la sala de barricas con control de temperatura y humedad adecuadas para el envejecimiento, y una zona de almacenamiento de botellas hasta su lanzamiento al mercado.

Visitarán las bodegas con las instalaciones más modernas para realizar degustaciones especiales directamente desde las barricas para distinguir entre el roble americano, el francés y otros tipos de roble, es la mejor manera de aprender a diferenciar entre los aromas y sabores que proporcionan los diferentes tipos de barrica.

También podrán encontrar bodegas de estilo château en Rioja, que se sitúan en los mejores lugares de la región rodeados por sus propios viñedos. Hay muy pocas bodegas en Rioja de este tipo, pero sin duda son las más notables, ya que comenzamos la visita en los viñedos, donde en el otoño podemos distinguir las diferentes variedades de uva por el color de sus hojas.

En este estilo de bodegas, solemos hacer picnics con productos locales, una experiencia exclusiva donde podemos disfrutar de los viñedos, la naturaleza y los sabores de la tierra mientras saboreamos una copa de buen vino de Rioja.

Bodegas Vanguardistas

El arquitecto Iñaki Aspiazu diseñó una bodega moderna que utiliza la gravedad para mover el vino de un nivel a otro debajo de este impresionante edificio.

La última tendencia para el siglo XXI son las bodegas de vanguardia creadas por arquitectos de renombre mundial. Estas bodegas son el resultado del auge del turismo del vino en España y han creado obras maestras arquitectónicas que construyen un destino atractivo para los amantes del vino al tiempo que agregan una visión totalmente diferente al paisaje típico de viñedos en la Rioja tradicional.

No puede dejar de visitar algunas de estas joyas arquitectónicas de La Rioja. Personalizaremos su tour con sus bodegas en La Rioja favoritas, ¡comencemos a planificar su viaje ahora mismo!